De trekking por las montañas del norte de Tailandia

El domingo habíamos contratado el trekking que nos llevaría a recorrer durante dos días las montañas del norte de Tailandia.

Un trekking de dos días en un parque nacional a dos horas de la ciudad, de nivel avanzado (muchos desniveles, pero a cambio nos prometían jungla cerrada y vistas increíbles), donde además tendríamos una hora de paseo en elefante, otra de rafting, otra más de bamboo rafting, nos podríamos bañar en varias cascadas y dormiríamos en una aldea de montaña del pueblo Lahu, una tribu de origen chino.

Todo ello por 1.100 bahts cada uno, menos de treinta euros con todas las comidas recogida en el hotel, …

Tras levantarnos y desayunar, a las 9.30 pasó el guía a recogernos con una furgo. Pasamos por tres hoteles más y al final el grupo quedó compuesto por dos alemanes (uno de ellos de origen italiano por lo que nos entendíamos con él en una mezcla de inglés e italiano), tres inglesas bastante sosinas, una pareja francesa que lleva meses recorriendo Asia, una ruso-alemana, que había vivido un año en España y tenía un castellano impecable y nosotros dos.

Arrancamos hasta un mercado a una hora de Chiang Mai para comprar agua y algunas cosas que necesitábamos para el trekking y continuamos durante una hora más hasta un campamento de elefantes.

Allí nos montamos por parejas en elefantes e hicimos un recorrido durante una hora con los animales. Muy curioso. Al final nos dejaron darles fruta.

Tras los elefantes comenzamos a patear. El camino, que al principio era sencillo comenzó a ascender con pendientes muy pronunciadas, desde el valle hasta un pueblo Lahu que estaba tres horas montaña arriba.

A mitad de caminos encontramos una cascada en la que estuvimos bañándonos un buen rato y refrescándonos de los casi cuarenta grados que hacía.

Entre la pendiente, el calor asfixiante y la humedad, hubo tramos complicados pero al final alcanzamos el poblado.

Descansamos, nos duchamos, nos tomamos unas cervezas con nuestros compañeros de viaje y cenamos. Es curioso ver como personas con lenguas diferentes podíamos estar comunicándonos en diferentes idiomas a la vez y entendernos más o menos todo.

Dormimos en una cabaña con mosquiteras (es zona con riesgo de malaria) porque hoy nos levantábamos a las seis y media de la mañana.

Recien amanecido el día nos lavamos desayunamos, dimos una vuelta por el pueblo que empezaba a despertar y comenzamos la bajada.

Teníamos que descender a otro valle y la pendiente hacía que tampoco fuese sencillo. Menos mal que al principio el calor tampoco apretaba tanto. A medio camino encontramos otra cascada donde reponer fuerzas con un bañito y a media mañana llegamos al campamento de rafting.

Nos explicaron cómo manejarnos con las balsas y empezamos a descender el río. No tenía demasiado caudal, pero varias zonas de turbulencias y un “casi vuelco” hicieron muy divertido el descenso.

Cuando acabamos el rafting comenzamos el bamboo rafting. Un descenso en balsas de bambú por una zona más tranquila que la verdad es que lo más que nos ha aportado es que nos ha acercado al campamento donde íbamos a comer.

Nos duchamos, comimos (la verdad es que hemos comido cocina thai todo el viaje, pero hemos comido muy bien) y volvimos a coger la furgo para volver, tras dos horas de viaje a Chiang Mai.

Al llegar nos hemos duchado, nos hemos dado un masaje thai para recuperar las piernas, acabamos de cenar y mañana comenzamos otra etapa del viaje.

Volaremos a Phnom Penh en Camboya, vía Bangkok.

Anuncios

4 pensamientos en “De trekking por las montañas del norte de Tailandia

  1. Hola chicos!
    veo que lo estáis pasando muy bien, ¡no paráis ni un minuto! por lo que he leído no pasais hambre y mucho menos sed, jejeje … parece que vais de ruta gastronómica jjjjjjj
    Bueno, pues a ver si colgáis algunas fotitos ¿no?

    Un beso.

    vicky (tata)

  2. HOLA QUERIA SABER donde cogisteis ese pack de trekking, con noche, elefante rafting…por 1.100 baths. es para cogerlo tambien! jeje

    • Lo cogimos en una agencia a pie de calle, en el centro de Chiang Mai, en la zona de templos, muy cerca del templo más importante de la ciudad.

      Hay muchas, ofrecen casi todas los mismos packs a diferente precio y si miras un poco consigues buenos precios.

      De hecho en nuestra excursión, cada uno habíamos contratado la misma excursión en un sitio diferente, unos en su hotel, otros en agencias diferentes y cada uno habíamos pagado un precio diferente por lo mismo.

Los comentarios están cerrados.