Durian, un fruto repugnante

Durian

El durian es un fruto, muy apreciado en el sudeste asiático, que cuando está maduro, una vez que se cae del árbol, llega a pesar 5 kilos y es conocido como “el rey de las frutas”.

Su aspecto es bastante peculiar, su corteza está cubierta de unas gruesas espinas, bastante duras. El color de este fruto oscila entre el marrón, amarillo o verde.

Este fruto es enorme con una piel verde y recubierto de una especie de pinchos, lo hay en todos los mercados y sabe bastante mejor de lo que huele.

Por que tiene una particularidad, su característico olor, bastante repugnante y que se acentúa cuanto más maduro está el fruto, pero que no tiene nada que ver con su sabor pues se le considera digno de los dioses entre los amantes de este particular fruto.

La pestilencia que despide es tal que, algunos hoteles internacionales y algunas compañías aéreas como la Thai, se han visto obligados a prohibir su entrada al establecimiento, porque en pocas horas apesta todas las habitaciones a través de los conductos de aire.

Hasta tal punto es relevante el durian en esa parte de Asia que el diseño de un importante palacio de congresos en Singapur, el Esplanade, se ha inspirado en la forma de esta fruta.

Habrá que echarle un vistazo y, si no echa para atrás, hincarle el diente.

Anuncios