El cautivante delirio de Bangkok

“En Juventud, el conocido relato de Joseph Conrad, Marlow cuenta cómo, siendo joven, se enroló en un barco que había de llevar carbón a Bangkok. “¡Bangkok! Me estremecí. Había navegado durante seis años, pero sólo había visto Melbourne y Sidney, lugares muy bonitos, encantadores a su modo, ¡pero Bangkok!”.

El viaje es un desastre, el barco se hunde antes de llegar y la capital de Tailandia no pasa de ser un sueño juvenil, misterioso, romántico e inaprensible.”

Así comienza un interesante artículo sobre Bangkok que publicó el pasado día 4 Martín Casariego en El País.

Anuncios