De vuelta a casa

Cuando has viajado por Asia con una mochila buscándote la vida, la vuelta a casa puede ser dura.

Quique nos da en su blog unos consejos, con humor, que a más de uno le sonarán.

¿Tienes problemas reajustándote a la vida normal en casa después de haber viajado durante una temporada?

Aquí te dejo unas cuantas opciones que me llegaron para que te vayas aclimatando…

1. Cambia tu cama por un par o más de literas. Cada noche invita a gente al azar para dormir en tu cuarto. Asegúrate que al menos una vez a la semana una pareja se emborracha y se pone a follar en una de las literas. Más intenso es todavía si la pareja en cuestión lo hace en la cama inferior, así te zarandean arriba con su ritmo mientras así repasas la Lonely Planet.

2. Duerme en tu saco de dormir y olvida de limpiarlo por meses. Mete en su interior unos cuantos bichitos para levantarte con algunas marcas y pequeñas mordeduras en tus brazos y piernas.

3. Mantén toda tu ropa en la mochila. Recuerda de olerla antes de ponértela […]

5. Aunque sea Domingo, evacua tu hogar a las 10ª a.m., y quédate en la esquina con cara de perdido. Pregunta al primer tío que pase por delante con un estilo étnico parecido al tuyo si han encontrado algún lugar para dormir que esté bien.

6. Cuando te sientes en el transporte público (en el metro, por ejemplo) preséntate a la persona que se sienta a tu lado, dile a qué parada subiste, a dónde vas, cuanto tiempo has estado viajando, cuantos hermanos y hermanas tienes, cuanto cobras y a qué te dedicas.

Si te contestan que van a Sants, diles que te encontraste a un tío en otra línea que te dijo que tal sitio era terrible y que escuchaste que el Congrés era mucho mejor y más barato.

Puedes leer el artículo completo aquí: http://qike74.blogspot.com/2006/01/volviendo-la-vida-occidental.html

Anuncios