Monarquía, religión e idioma

Las dos vacas sagradas de Tailandia son la monarquía y la religión: los tailandeses lo toleran todo, siempre que no se insulte a ninguno de estos dos estamentos.

La religión dominante del país es el budismo, por lo que resulta muy común encontrarse con monjes vestidos de naranja y budas de oro, mármol y piedra.

El tipo de budismo que prevalece en Tailandia es el de la escuela Theravada, que hace hincapié en el potencial del individuo para alcanzar el nirvana sin la ayuda de santos o gurús. La visita a uno de sus templos implica entrar correctamente vestido: nada de pantalones cortos y camisetas.

El tailandés es un idioma complicado que dispone de un alfabeto propio pero, aunque sólo sea por pura diversión, merece la pena aprender un par de palabras.

La mayor dificultad de la lengua tailandesa radica en que es una lengua tonal: una misma palabra puede pronunciarse con un tono creciente, decreciente, alto, bajo o medio y, en teoría, ¡puede tener cinco significados!

Anuncios